Hotel degli Orafi - Lungarno Archibusieri, 4 - 50121 Florencia (Italia)
T. +39 055 26622 F. +39 055 2662111 E. info@hoteldegliorafi.it
.


PIAZZA DELLA SIGNORIA

La espléndida Piazza della Signoria (Plaza de la señoría) comenzó a tomar forma en 1268 cuando los Guelfi (Güelfos) tomaron la ciudad de Florencia y decidieron demoler todas las casas pertenecientes a los Ghibellini, sus rivales. Las primeras en ser destruidas fueron las torres de los Foraboschi y de los Uberti. A su finalización, sería alrededor de 36 el número de casas asoladas y gracias a esta “eliminación” de enemigos, (sobre estos espacios no se debería construir jamás), la plaza tomó la particular composición en forma de “L” dando lugar a la desordenación de los edificios que la delimitan. La pavimentación se realizaría posteriormente, en 1385.
La plaza se convirtió en el centro de la vida política florentina con la construcción del Palazzo della Signoria, terminado en 1302 por Arnolfo di Cambio como sede del gobierno de la República. Incluso tras el mandato de los Medici, con el Duque Cosimo I que habitará aquí de 1540 a 1565, el Palazzo della Signoria permanecería como punto político de la ciudad. El 23 de mayo de 1498 Girolamo Savonarola fue quemado por herejía en la Piazza della Signoria, frente a la Fuente de Neptuno, donde hoy día podemos apreciar una placa que describe este hecho.
La plaza es en sí misma un museo al aire libre: en el lado sur se encuentra la pequeña plaza de los Uffizi, cerca de la Logia de los Lanzi, bajo cuyas arcadas podemos encontrar 15 estatuas entre las que destacamos la de Perseo con la cabeza de Medusa de Cellini. Todas las esculturas de la plaza son de una belleza infinita: La Fuente de Neptuno, obra de Ammannati, la escultura ecuestre de Cosimo I realizada por Giambologna y una copia del David de Miguel Ángel.
En el siglo XV se añadieron la Logia de la Signoria para las ceremonias públicas y el Tribunal de la Mercancía, en el que se debatían las disputas comerciales.
Alrededor de la plaza podemos encontrar palacios bellísimos como es el caso del Palacio Uguccione, del siglo XVI, y el Palacio delle assicurazioni Generali (de los seguros generales), construido en 1871 desde el que surgía la iglesia de Santa Cecilia, de estilo renacentista.
Gracias a las excavaciones arqueológicas, se han podido encontrar soterradas casas medievales y restos de la Florencia romana como baños termales y un taller para la tintura de telas.