ESCONDE

Tu Florencia

El Duomo
El Duomo de Florencia (Duomo: Catedral) domina la ciudad con su fachada de mármol rosa y su famosa cúpula.
Las apreciables diferencias en diversas partes de la Catedral testimonian los evidentes cambios de estilo que se produjeron a lo largo de su construcción, desde la fundación del edificio hasta su finalización. De hecho, la construcción del Duomo fue iniciada por Arnolfo di Cambio en 1296 y acabada casi dos siglos más tardes, a excepción de la fachada que fue completada mucho después.

  • INFO

  • Tras la muerte de Arnolfo, acaecida en torno a 1310, las obras sufrieron una ralentización, para después ser retomadas definitivamente en 1331.
    En 1334, los trabajos fueron continuados por Giotto, que se ocupó principalmente del campanile (campanario), también éste realizado en mármol blanco y rosa, aunque también Giotto moriría tres años después.
    Pese a que se produjeron numerosas interrupciones, finalmente en 1380 se terminaron las naves menores.
    Los bajorrelieves son de Pisano y della Robbia; la cúpula, de estilo renacentista, es obra de Brunelleschi: éste tuvo que superar numerosas dificultades para lograr construir una maravilla de tales dimensiones: finalmente, en 1436, la cúpula fue terminada.
    Según la opinión de numerosos estudiosos, el proyecto de Arnolfo di Cambio era diferente de la estructura que podemos observar en la actualidad, mientras que los muros perimetrales serían originales.
    La fachada, aunque retome el estilo gótico, es del siglo XIX y se remonta a 1887, siendo construida por Emilio de Fabris, después de que la de di Cambio, que entre otros motivos no se había acabado, fuera mandada demoler por Francesco I de Medici en 1588.
    Las paredes de la fachada del Duomo están revestidas de mármol policromado, retomando el estilo utilizado en la realización del Baptisterio.
    En el lado izquierdo se encuentra el pórtico de la Mandorla, del siglo XV, cuya composición arquitectónica y cuya ornamentación son de estilo gótico.
    El interior – también gótico -, desnudo y austero, tiene planta de cruz latina y está dividido en tres naves por pilastras poli estilísticas con grandes arquivoltas ojivales a cuchillo al igual que los ventanales y puertas y que contienen diversas obras. Entre éstas destacan, sobre la fachada interior, las Cabezas de los profetas (Teste dei profeti) realizadas por Paolo Ucello en 1443; a la izquierda, poco antes del transepto, encontramos la vidriera que representa a Dante y sus mundos (Domenico di Michelino, 1465); en el interior de la cúpula, los frescos de Vasari y de Zuccari que personifican el Juicio Final, 1579; las terracotas, en los tímpanos de las puertas de las dos sacristías, son obra de Luca della Robbia, mientras que el diseño de la vidriera del rosetón es de Lorenzo Ghiberti.
    Detrás de la catedral se encuentra el Museo dell'Opera del Duomo (Museo de los trabajos del Duomo), donde se pueden admirar las formas originales de las puertas del Baptisterio, la máscara fúnebre de Brunelleschi, instrumentos que se utilizaron en la construcción de la cúpula y una grandiosa exposición de estatuas, entre las que se encuentran obras de Miguel Ángel.
    El templo, dedicado a S. Maria del Fiore (Santa María de la Flor), fue consagrado el 25 de marzo de 1436 y su nombre es un homenaje a la ciudad de Florencia.