ESCONDE

Tu Florencia

Academia de Bellas Arte
La Academia de Bellas Artes de Florencia tiene su sede en el antiguo hospital de San Matteo, adecuadamente reestructurado y restaurado, y que fue construido entre 1388 y 1410.
Sus orígenes se remontan a las primeras organizaciones corporativas de oficios de la ciudad, o lo que es lo mismo, los gremios.

  • INFO
  • El primer núcleo desde el que se desarrolló la Vasariana academia de las Artes del dibujo, fue la Compañía de San luca o de los pintores, nacida en 1339 bajo la protección de Cosimo I de Medici y universalmente reconocida como una de las primeras instituciones europeas que tenía entre sus obligaciones la de la enseñanza de las artes y de las ciencias, marcando de esta manera el inicio del moderno concepto de Academia.
    Como primeros rectores de la Academia fueron designados Cosimo I y el "divino" Miguel Ángel, el cual vivía en Roma y murió un año después del nombramiento: la misma Academia le dedicó exequias memorables, dándole sepelio en Santa Croce. Nace así un instituto cultural de gran valor histórico-artístico que contaba entre sus miembros con personajes como Vasari, Ammannati, Sansovino, Giambologna, Cellini y entre sus alumnos Galileo Galilei.
    El Grande Duque de Toscana Pietro Leopoldo I de Lorena reorganizó en 1784 la Academia con un criterio de modernización europea, siendo neoclásicamente rebautizada como Academia de las Bellas Artes.
    Se definieron las materias a impartir, tales como: Pintura, Escultura, Arquitectura, Decoración y Talla.
    En relación a la didáctica se crearon, en el interior del Instituto, una Pinacoteca, una colección de estatuas y de yesos originales - entre los que podemos destacar "El Rapto de las Sabinas" de Giambologna, en la actualidad ubicado en el Museo de la Academia, y de calcos, entre los que destaca "Las Divinidades del Partenón" mandadas traer a Florencia por Canova, así como una rica biblioteca con una vasta colección de ediciones y grabados raros.
    Se instituyeron premios, exposiciones y "pensionati" (becas) que permitirían a los jóvenes alumnos estudiar en Roma o en otras ciudades italianas.
    Con el estatuto Napoleónico de 1811, la Academia se vio enriquecida con una Escuela de Música y Declamación y provista de un Conservatorio de Artes y Oficios. Estas dos "clases" darían lugar a un Conservatorio de Música y al Instituto Técnico. En el siglo XX se produjo la Riforma Gentile de 1923, dando como consecuencia la separación de la Arquitectura que confluiría en la Universidad de los Estudios de Florencia, y en 1970 se iniciaron los institutos y Cursos Especiales.
    Actualmente, con la institución de los Cursos de Especialización y la consiguiente distinción entre Diploma de Primer y Segundo Nivel, la Academia se orienta siguiendo un plan de estudios de tipo universitario.